Próxima escapada: Suiza

¿Qué decir de Suiza? que es el país más alto de Europa, que ha permanecido neutral durante siglos…

Suiza es un país de contrastes: junto a los grandes bancos, coches de lujo y tiendas más sofisticadas, coexisten las vacas y las fiestas populares con sus gentes vestidas a la antigua usanza.

Está formada por 26 cantones autónomos, con entidad y leyes propias, cuyo nexo de unión es el interés común. Su extensión es unas 15 veces más pequeña que la de España y su población poco más que la comunidad de Madrid.

Tiene 4 lenguas oficiales: el romance, el italiano en Ticino, el francés en Ginebra y Lausana, y el alemán en el resto de cantones. Practican 2 religiones: la católica y la protestante.

Vamos a centrarnos en los cantones más importantes, que son Ginebra, Lausana, Berna, Interlaken y Lucerna.

Ginebra

La ciudad internacional por excelencia. Centro de grandes organismos internacionales como la Cruz Roja, el Consejo de Europa, el Consejo de Investigación Nuclear…

Sede de grandes bancos y ciudad histórica. Fuel la ciudad de Calvino y de la Reforma, y uno de los más importantes centros del pensamiento del siglo XVIII. De esta época es la ciudad vieja, cuyas torres y fuentes conviven con los más modernos edificios. En el Lac Leman podemos contemplar “Le Jet d’Eau”, la fuente más alta del mundo, que llega hasta los 157m de altura en verano.

Lausana

Cosmopolita, universitaria y siempre viva y alegre. La vida de esta ciudad se encuentra entre la Plaza d

e San Francisco y el rascacielos “Tour Metropole”. Como en Ginebra, se aprecia el contraste entre los barrios nuevos y las calles estrechas y escalonadas que llevan a la Catedral.

Berna

Es la capital de la Confederación. Construida en piedra arenisca verde amarillenta, se adapta perfectamente a su entorno.

Lo que mejor identifica a esta población es la Torre de Reloj, con su cariñón que empieza a sonar 4 minutos antes de dar las horas y sus ositos (símbolo de la ciudad) que desfilan al son de las campanillas del Loco. Esta torre fue la puerta de la ciudad hasta 1250.

Aquí fue donde Einstein puso en marcha sus estudios sobre la relatividad.

Os aconsejamos, aunque vayáis en verano, que no olvidéis el chubasquero.

Interlaken

Como indica su propio nombre creció entre lagos. Desde aquí saludamos la cumbre de la Jungfrau. Deberéis subir hasta la cima, para ver la impresionante escalada del tren y visitar el Palacio de Hielo, que os recordará seguramente al de los cuentos de

hadas. No olvidéis las gafas de sol, para proteger los ojos de los reflejos de la nieve.

Desde la Huheweg podemos ver el gran hotel Savoy, el casino y unos bellos jardines con la cumbre al fondo. Y en el camino hacia Grindelwold las cascadas cayendo desde las cumbres.

Lucerna

Encabezó la resitencia católica frente a la reforma. En un principio fue un puerto de pescadores, pero tras la apertura de la ruta del San Gotardo, en el siglo XIII, entre Flandes e Italia, floreció gracias a los intercambios comerciales entre ambos países.

El acceso a la ciudad vieja se hace por puentes de madera cubiertos que acaban en el flanco de la montaña, donde 7 grandes torres cuadras y conectadas por murallas muestran las antiguas fortificaciones.

El kapellbruke es el puente de madera más antiguo de Europa, y es el símbolo de la ciudad. Está falnqueado por una torre octogonal llamada “Torre del Agua”. La plaza del mercado del vino, que es el corazón de la ciudad, tiene en el centro una fuente gótica y entre sus casa decoradas con pinturas destaca la Farmacia, construida en 1530.

En esta ciudad aprovechamos sus plazas y escalerillas para sentarnos en ellas, comer unas bocadillos de su gran variedad de quesos regados con un buen vino del país, y observar el ambiente durante horas…, seguros de entablar conversación con algún lugareño.

Por último no se debe dejar de ver las cataratas del Rin y un puente que es una espléndida muestra de ingeniería moderna y forma parte de la mejor red de carreteras de Europa, y que convierte del recorrido por este país en un paseo delicioso.

Como nota gastronómica, quesos, chocolates y Kirts, magnífico licor de cerezas.

Related posts

Leave a Comment