OSCAR FONFRIA, Jefe de los servicios de Emergencias de la Mancomunidad.

En esta ocasión hemos querido compartir el café con una institución del pueblo PROTECCION CIVIL. Y para ello, hemos contactado con su portavoz Oscar Fonfría, el jefe de los servicios de Emergencias de la Mancomunidad que amablemente nos ha atendido en una de sus largas guardias.
¿Parece que están Vds. de mudanza?
Así es, justamente nos hemos trasladado al local de al lado de la calle San Juan y por fin vamos a poder trabajar más cómodos y con más espacio.
¿Qué se hace en las guardias?
Se está a la espera. En alerta. Pendiente de una llamada, de una salida.
¿Supongo que en esas esperas se establecerán unos vínculos especiales, solidarios?
Efectivamente, date cuenta que son muchos años de voluntariado y las relaciones evolucionan. Algunos llegan jóvenes, luego se casan, tienen hijos, abandonan un poco sus horas de guardia pero luego más adelante las retoman sobre todo si alguno se separa, ya sabes, para estar algo entretenido.
¿Y cuándo la llamada llega?
Según la incidencia, se pone en marcha el dispositivo de emergencia inmediatamente. Normalmente, las llamadas llegan del 112 o de la policía local pero también tenemos mucha gente del pueblo que nos alerta ante algún inicio de incendio, caídas de farolas, rescate..
Rápidamente nos desplazamos al lugar, en caso de incendios, inundaciones y otros episodios de inclemencias meteorológicas, disponemos de un camión de extinción de incendios con 3500 litros de agua, generador de electricidad, bombas de achique, moto-sierras, escaleras, herramientas. En caso de accidente con herido va nuestra ambulancia, perfectamente bien equipada incluso con un desfibrilador que ya nos ha permitido salvar vidas humanas en varias ocasiones y de lo cual nos sentimos tremendamente orgullosos.
¿Se pierden los nervios?
No. Siempre aplicamos y compartimos con los demás trabajadores y voluntarios la misma regla. La conducta P.A.S. (PROTEGER, ALERTAR, SOCORRER).
¿Qué equipo humano participa y cuántos sois?
Hay un soporte Vital Básico con tres técnicos de emergencias. Y por supuesto, toda la agrupación de voluntarios. En total somos, 16 trabajadores y 60 voluntarios.
¿Qué preparación requiere un técnico de emergencias?
Oficialmente, tiene que obtener el título de técnico a través de un curso de 100 y pico horas en el que se imparte los conocimientos de legislación sanitaria, manejo sanitario, protocolos sanitarios de actuación, socorrismo, y está homologado por la Comunidad de Madrid. Pero luego, son infinidades de cursos los que recibimos e impartimos que nos permite ir desarrollando nuestra labor en toda su dimensión. Cursos de extinción de incendios, cursos de reanimación cardiopulmonar, coordinación de catástrofes, manejo de moto-sierras, defensa personal y muchísimos más.
¿Qué condiciones debe tener un voluntario?
Obviamente, como indica su nombre. Su voluntad. Voluntad de querer colaborar y ayudar ante cualquier eventualidad que surja en la comunidad… En una primera entrevista se determina cuáles son sus habilidades y afinidades, su forma física. Se valora su preparación psicológica. Es importante que conozca bien su entorno y los medios. Por regla general, se le requiere básicamente prudencia y sentido común en todas las actuaciones que realice. Se derivan las responsabilidades en función de sus características por lo que es fundamental que haya una buena comunicación entre todos los voluntarios de la agrupación.
¿Se consideran héroes?
No, en absoluto. Pero sí, da una enorme satisfacción cuando por tu actuación rápida y efectiva eres capaz de salvar un paciente, sacar adelante una vida.
Recuerdo un incendio brutal que hubo en Daganzo hace unos cinco años en unas naves del polígono. ¿Cómo actuaron?
En primer lugar, tuvimos que evacuar gente. Organizamos varios retenes para evitar incendios de alrededor y montamos un hospital de campaña para posibles heridos. Localizamos los hidrantes con mayor presión para la toma de agua. Efectivamente, fue un gran incendio y tuvimos que emplearnos a fondo.
Seguro que tendrá infinidad de anécdotas, me gustaría que me contara alguna divertida
Un día tuvimos que rescatar un varano, es decir, un lagarto gigante que nos encontramos detrás de un cangilón de basura. Tuvimos que llamar a una asociación de animales para informarnos del bicho en cuestión. En fin, lo cazamos como pudimos porque no se dejaba y días más tarde apareció su dueño.
Y ya para terminar qué le gustaría añadir, ¿Algún consejo?
Me gustaría dejar claro que Daganzo tiene los mejores recursos de la zona y un capital humano extraordinario con una fidelización del voluntario que continua a lo largo de los años. Y como consejo, simplemente, que tengamos un poco más de cultura preventiva. Que seamos algo más prudentes y evitemos riesgos innecesarios en las casas y cuidemos nuestras instalaciones. Que no dudemos en hacer cursos de primeros auxilios, para que podamos atender a nuestros hijos o vecinos en caso de necesidad, en fin que tengamos un poco más de conciencia de prevención y riesgos.
Muchas gracias, Oscar. Ha sido un placer.

Entradas relacionaldas

Leave a Comment