Orígenes de Daganzo de Arriba

La historia y orígen de Daganzo

Los primeros antecedentes históricos y orígen de Daganzo de Arriba se desconocen actualmente. El primer asentamiento de esta población estaba ubicado en los márgenes del río de Torote. En el mismo lugar donde está la ermita de Nuestra Señora del Espino. En cuyo entorno se aprecian restos de edificaciones, por donde discurría a su vez el antiguo camino de Talamanca, vía de comunicaciones bastante importante en aquellos tiempos, que a su vez comunicaba con Alcalá de Henares.

Los antecedentes del nombre de Daganzo, también son desconocidos, sin que se sepa su procedencia. Más tarde fue replobada por los cristianos en los finales del siglo XII y primeros años del siglo XIII, a la vez que los demás pueblos de la zona en los que incluimos a Alcalá de Henares, deduciéndose, que el componente social de sus habitantes, estaba formado por una fusión étnica compuesta por musulmanes, judíos y los nuevos pobladores cristianos.

Por entonces se fundó el pueblo en el mismo lugar donde hoy se encuentra, perdiendo importancia hasta su desaparición definitiva, el primer asentimiento de población, a pesar de que, los terrenos que circundan el primer poblado, tuvieron una gran importancia económica para Daganzo, cuyos terrenos tienen el nombre de Almazanejo.

Edad Moderna

En el siglo XV, concretamente en el año 1469, el rey castilla, don enrique IV, concedió a don Lorenzo Suárez de Figueroa, el condado de Coruña, pequeño pueblo existente en las riberas del Duero, a la vez que el Señorío de Daganzo de Arriba, entre otros títulos, llevando anejos los terrenos ya citados en el lugar del primer asentamiento de población. Estos privilegios, fueron confirmados por los Reyes católicos en el año 1480 a su hijo don Bernardino de Mendoza y Borbón, II Conde de Coruña y Señor de Daganzo de Arriba.

Cuando se produjo un aumento de población, y saneamiento de la economía agrícola de Daganzo de Arriba, fue a partir del año 1542, al concederse por el III Conde de Coruña y Señor de Daganzo don alonso Suárez de Mendoza y Sotomayor, por medio de un censo enfitéutico, la explotación agrícola y ganadera de los terrenos del Señorío, llamados como antes se dice del almazanejo, a favor del Concejo y Común de Vecinos de la mencionada villa, los cuales quedaban obligados a pagar al titular del señorío y sus sucesores, cuatrocientas fanegas de pan, trigo y cebada por mitad, bueno limpio enjunto, de dar y tomar y ventiséis gallinas vivas y buenas de dar y tomar.

Imagen

El Almazanejo, como ya llamaremos a estas tierras, fue repartido entre los vecinos de Daganzo en parcelas de cinco fanegas de extendimiento adjudicándose por sorteo, el cual tenía tiempo de aprovechamiento de diez años, pagándose el importe del censo en especie, siendo la fecha de pago el día 15 de agosto de cada año. Este sistema ha permanecido vigente hasta nuestros días, con la única diferencia de la superficie de cada parcela, al originarse aumento de población.

Siglo XX

En el año 1978, siendo alcalde don Julián Godín Ahijón, se procedió en nombre del ayuntamiento y común de vecinos a redimir el censo mediante la suma de 2.750.000 pesetas, que se pagaron a los actuales herederos, quedando estas tierras del Censo del Almazanejo como Bienes comunales. Desde entonces el ayuntamiento de Daganzo, es el propietario más importante del término municipal, consiguiéndose con ello, hacer realidad una aspiración que ha durado más de cuatro siglos, de que el pueblo, fuese propietario del Almazanejo.

Hoy en día, se siguen aprovechando la explotación agrícola del Almazanejo entre todos los vecinos, como se venía haciendo desde la constitución del Censo, habiendo quedado bien patente, que estas tierras han representado una fuente de ingresos para los habitantes de Daganzo, los cuales hasta hace pocos años vivían solamente de la agricultura. La superficie del censo es de 478-01-86 Hs de secano.

Actualmente, el pueblo de Daganzo sigue otros derroteros, de los 700 habitantes de comienzos de los setenta, se ha llegado en día de hoy a casi los 6.600 habitantes. Su economía principal, no es la agricultura, de la que viven solamente contadas familias. A principios de los ochenta, al aumentar la población se construyó un grupo Escolar con capacidad suficiente de los ocho niveles de Educación General Básica, que lleva el nombre Don Ángel Berzal Fernández, del que fue su promotor y alcalde, ocurriendo su fallecimiento, durante el desempeño de su cargo.

Fuente web ayto. daganzo

Leave a Comment

− 2 = 2