Protocolo en la mesa

Cómo disponer correctamente una mesa de celebración

A todos nos gusta ponernos elegantes para una ocasión especial, y por supuesto para celebrar grandes ocasiones como las Navidades, cumpleaños, aniversarios…. Y porqué no vestir nuestra mesa de forma especial para estas fiestas, independientemente si tenemos invitados o si somos los mismos de todos los días.  Os vamos a dar unas indicaciones básicas de protocolo en la mesa, y después cada uno puede aplicarlas como mejor le convengan.

Independientemente del tipo de mesa que vayamos a vestir, siempre hay que tener en cuenta los detalles fundamentales que son básicos en cualquier mesa. Como es la colocación de mantelería, cubiertos, vajilla y cristalería. Y por supuesto no debemos olvidar el espacio mínimo para que un comensal se encuentre cómodo, son de 60-75 cms.

Mantelería:

Siempre debemos poner un muletón o protector de mesa, para amortiguar los golpes, y no deberá sobresalir nunca del mantel que pongamos.  El mantel debe cubrir al completo la mesa, pero sin colgar hasta el suelo. La regla general es que solamente debe colgar, como mucho, un tercio de la distancia que haya desde la mesa hasta el suelo. El mantel deberá estar limpio, bien planchado y sin manchas, siempre de color claro, blanco o marfil  (en Navidades podremos poner alguno con detalles navideños).

Las servilletas deben ir a juego con el mantel y si no son de la misma mantelería, al menos ir conjuntada. Se colocan a la derecha del plato, aunque en diversos libros de protocolo las sitúan a la izquierda también. No ponerlas encima del plato, y por supuesto nunca en las copas.

Cubertería:

Siempre se colocan los cubiertos en orden inverso a su utilización de dentro hacia fuera.  El cuchillo y la cuchara a la derecha, los tenedores a la izquierda y los cubiertos de postre en la parte superior del plato (ver dibujo). Se deben colocar a 3 ó 4 centímetros de distancia a cada lado del plato. Tenemos que procurar no utilizar los mismos cubiertos durante toda la comida. Los cambiaremos para cada plato.

Vajilla:

Junto con la cristalería son los elementos que más destacan en una mesa. Si tenemos que comprar una, siempre elegid la más sencilla. Es un conjunto de piezas que si la cuidamos bien nos durará toda la vida.  Es fundamental que esté limpia y en buen estado.  Los platos siempre colocados sobre unos bajo platos, para darle un mayor realce y elegancia a la mesa. Si no tenemos bajo platos, una simple banda de tela de un color que combine bien (oro sobre negro, plata sobre azul, etc.) puede ser suficiente. No hace falta buscar siempre lo más clásico o lo más caro para decorar una mesa de forma elegante.

Como normas básicas debemos tener en cuenta lo siguiente:
•    No se deben colocar dos platos iguales juntos.
•    Tampoco se coloca sobre el mantel o bajo plato un plato hondo.
•    Se colocan a 2-3 cms del borde de la mesa y a 45 cms separados entre sí.
•    El platillo de pan, siempre se coloca en la parte superior izquierda, a la altura de las copas.  El pan se cortará con la mano,  y sólo la cantidad que vayamos a comer.

Cristalería:

Debe estar limpia y reluciente. Las copas, y cualquier pieza de cristal, quedan muy brillantes si se la friega con una combinación de agua con vinagre y se deja secar en un escurridero, sin frotarla con ningún paño. No colocar más de cuatro copas en la mesa. Lo ideal 3 (agua, vino tinto y blanco).  Y como ya hemos dicho, nunca utilizar las copas de servilletero.

Y para finalizar, no olvidar un detalle en el centro de la mesa, se pueden comprar hechos o dar rienda suelta a la imaginación de cada uno.
Ahora ya sólo queda elegir bien el menú, y el éxito está asegurado.
Felices Fiestas

One Thought to “Protocolo en la mesa”

  1. Yoli

    Gracias por la info, me ha servido mucho

Leave a Comment