Consejos para tu jardín en primavera

Después de tanto mal tiempo, por fin llegó la Primavera y es el momento poner a punto nuestro jardín. Con el buen tiempo que nos espera, pasaremos mucho tiempo en nuestro jardín aprovechando para leer, tomar el sol, comidas, algún evento familiar, etc. Así que vamos a prepararlo para que luzca lo mejor posible y sacarle el máximo posible. Lo hemos resumido en 8 tareas básicas:

  1. Vigilar las posibles plagas. La primavera es la época del año donde se inician la mayoría de plagas, porque las floración atrae a todo tipo de insectos buenos y “malos” Hay que inspeccionar todas las plantas y si viésemos demasiados bichos en alguna, si no estamos muy seguros de cómo actuar, tomar alguna foto con el móvil y llevársela a nuestra tienda de confianza para que nos asesoren en el tratamiento a seguir. Importante respetar las instrucciones al pié de la letra y cuidar de que nuestras mascotas no entren en contacto con estos productos. También existen remedios caseros para por ejemplo, combatir el pulgón, que es fumigar con manzanilla. Esto aunque es menos potente que los químicos también funciona.
  2. Ya sin bichos malos, hay que limpiar a conciencia cada planta, quitando las partes dañadas, las hojas secas, cortar la madera quebrada (con cuidado de no llegar a zona viva para que no se pierda la savia). Así nos aseguramos que cada planta va a tener todas las posibilidades de crecer de una forma equilibrada. Después conviene triturar los restos y echarlos al suelo para que se forme un compos natural.
  3. Airear la tierra de los arriates, los maceteros, los arbusto… y realizar un ligero riego. En algunos casos será conveniente tratarlas con abono e incluso algunas vitaminas para enriquecer la tierra pero consulta con el especialista porque depende mucho de la época del año y el estado general de cada planta.
  4. Proteger el suelo con una capa de cortezas naturales es una fenomenal manera de que todo el jardín conserve la humedad con vistas a las largas horas de sol y calor que tendremos en verano.
  5. Si tenemos un sistema de riego instalado, hay que revisar su funcionamiento comprobando que no hay pérdidas de agua ni presión en el circuito y limpiar los difusores si es preciso.
  6. Ahora vamos con césped. Lo primero será quitar las malas hierbas a mano tratando de llevarnos la raiz para que no vuelvan a salir. Después abonar y comprobar la intensidad del riego automático.
  7. Planta las flores de temporada que más te gusten, ya que es el momento de que crezca todo lo que plantes.
  8. Y por supuesto, consulta con tu profesional de confianza para cualquier duda.
  9. Por último, lo más importante, Disfruta de tu jardín!

 

Leave a Comment