Chotacabras

Uno de los pájaros más desconocidos de nuestros campos es el chotacabras. Tenemos dos especies: el pardo y el cuellirrojo. En nuestra zona se le llamaba burlapastores o gallina ciega.

Es desconocido por sus costumbres crepusculares y porque durante el día permanece tumbado, pasando totalmente desapercibido gracias a su camuflaje. Tiene uno de los plumajes más crípticos de las aves, que hace que Incluso en los sitios descubiertos y limpios de vegetación, puede ser fácilmente confundido con un trozo de madera o de corteza de árbol.

Se alimenta de insectos que normalmente captura al vuelo con su enorme boca, que contrasta enormemente con su diminuto pico. Junto a este, tiene unas vibrisas (bigotes) táctiles que parece ser que sirven para orientarse.

El ejemplar de las fotos es un chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis). Como se ve en una de ellas, es prácticamente imposible de descubrir, aun sabiendo que está en las proximidades.

 

Mariano Fernández

Deja tu comentario

11 + = 14