Buitre negro (Aegypius monachus)

Aunque sus nidos más cercanos se encuentran a más de 50 km, en un pinar de Rascafría, raro es el día que no podemos ver un buitre negro por nuestros contornos. Su impresionante envergadura de casi tres metros y su oscura silueta le hacen inconfundible, a la vez que majestuoso. Cuando está posado en el suelo, su considerable tamaño hace que se distinga claramente a lo lejos, dando la impresión de que hay alguien allí sentado. Tiene el cuello más abrigado que el de su primo, el buitre leonado, llegando…

Seguir leyendo